Sobre el pensamiento histórico

Por muchos años la enseñanza de la historia se ha enfocado en el contenido, principalmente en la memorización de hechos e información del pasado. Como reacción a esta manera tradicional de comprender la enseñanza de la historia, han surgido diversas propuestas que apuntan a que los estudiantes (1) desarrollen una comprensión del tiempo histórico y razonen causalmente, y (2) valoren e interpreten críticamente las fuentes de información histórica.

Esta nueva manera de entender la enseñanza de la historia se convierte en una necesidad para la participación en la vida democrática. Pues, en la medida que los estudiantes reflexionen sobre los eventos y procesos históricos del pasado y su influencia en el presente, también podrán reflexionar sobre su futuro y el de su comunidad a partir de su pasado y su presente.

Para profundizar en torno al desarrollo del pensamiento histórico y el rol que cumplen las escuelas, recomiendo mucho el volumen 20 de la revista Cultura y Educación, el cual es dedicado a la enseñanza de la historia. La introducción Enseñanza y aprendizaje de la Historia: aspectos cognitivos y culturales de Mario Carretero y Manuel Montanero brinda un excelente panorama para seguir indagando al respecto.

¿Qué es una rúbrica de evaluación?

Una rúbrica es un instrumento que contiene cuáles son los criterios y los estándares esperados para evaluar un proceso o un producto desarrollado en un contexto educativo. Por ejemplo, pueden ser de mucha utilidad para evaluar una exposición o un cuento producido por un estudiante.

libro

Para profunfizar en torno a este útil instrumento de evaluación, recomiendo el libro Rúbricas y otras herramientas para desarrollar la escritura en el aula. Este libro, además de mostrar varios ejemplos, brinda pautas sobre cómo crear rúbricas de evaluación y cómo usarlas para enriquecer la enseñanza de la escritura. ¡Un excelente texto!

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Qué es el lenguaje integral?

Alguna vez, habremos escuchado – como un cliché– que los docentes debemos enseñar el lenguaje de manera integral. Este término es muy conocido, sin embargo, ¿de qué manera debemos entenderlo?, ¿cómo se relaciona con la enseñanza?, ¿por qué su uso es tan recurrente en didáctica?

La popularidad de este término inició como consecuencia del famoso libro Lenguaje integral de Kenneth Goodman. En este libro, Goodman señala una aparente contradicción: el aprendizaje del lenguaje algunas veces parece muy fácil y, algunas otras, terriblemente difícil; ocurriendo los momentos fáciles fuera de la escuela y los difíciles, dentro de ella. ¿Qué sucede en la escuela que obstaculiza el desarrollo del lenguaje? La respuesta de Goodman es clara: la fragmentación del lenguaje.

frato_grande

Goodman plantea que, aunque la fragmentación del lenguaje se realiza en las tradiciones escolares con la finalidad de que los niños aprendan mejor (de lo simple a lo complejo, o de la parte al todo), este proceso es perjudicial porque contribuye a que se olvide la función comunicativa del lenguaje. El lenguaje es fragmentado en segmentos abstractos cuando, por ejemplo, se realiza una y otra vez el análisis sintáctico de oraciones o se resuelven ejercicios de ortografía sin contexto alguno. Si el lenguaje es un objeto abstracto y sin sentido, ¿acaso no es lógico que sea difícil aprenderlo?

El lenguaje se aprende de manera fácil, nos dice Goodman, cuando se utiliza con un sentido y propósito. Esta sería la diferencia entre lo que ocurre dentro de la escuela (la mayor parte de las veces) y lo que ocurre fuera de ella. En este sentido, el lenguaje integral es una manera de entender la enseñanza del lenguaje que privilegia el uso funcional del mismo (como un todo integrado) para satisfacer las necesidades comunicativas de las personas.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Celebrando la divergencia: Piaget y Vigotsky

Sin lugar a dudas, Piaget y Vigotsky realizaron enormes contribuciones para comprender el desarrollo de la mente. De la misma manera, sus ideas han influido notoriamente en el campo de la didáctica. Por tal motivo, considero que es importante que los maestros, como parte de nuestra formación, podamos analizar y discutir los textos de estos dos grandes pensadores. No siempre es sencillo, sin embargo, vale mucho la pena. En esta ocasión, quiero recomendar un ensayo de Jerome Bruner, titulado de la misma manera que este post, en el que presenta la ideas de estos autores y, al mismo tiempo, una propuesta para abordar la supuesta incomensurabilidad de sus propuestas. Imagínense, un gigante presentando a otros dos gigantes.

Pueden accerder a este texto, a través de este enlace.

Sobre la metacognición

La metacognición juega un rol muy importante en el desarrollo y el aprendizaje. Por tal motivo, es fundamental que los educadores tengamos claridad sobre este concepto. Con este propósito, quiero recomendar el artículo Metacognición: entre la fascinación y el desencanto. Este texto presenta, por un lado, una breve revisión histórica de los orígenes del concepto y también las tres grandes tradiciones en los estudios metacognitivos: las teorías del procesamiento de información, la teoría de Piaget y la teoría de Vigotsky. Si bien no es un artículo reciente, considero que es un buen punto de inicio para profundizar sobre este concepto.

Nucci y el desarrollo moral en la escuela

niceLarry Nucci estudia el desarrollo moral y social y sus vínculos con la educación. En esta entrada, presentaré las ideas más importantes del capítulo cuatro de su libro Nice is Not Enough: Facilitating Moral Development.

Este capítulo refiere sobre cómo las escuelas y los salones de clase son instituciones morales. Al respecto, Nucci (2008) señala que las escuelas y los salones de clase son pequeñas sociedades, los cuales están estructuradas por normas y convenciones que enmarcan los elementos sociales, personales y emocionales de la experiencia escolar. Como consecuencia, el currículo sociomoral de la escuela no está restringido a periodos de enseñanza y estudio: incluye las interacciones sociales establecidas al interior de las microsociedades. Tal como lo señalaran Dewey (1897) y Kohlberg (1966), Nucci plantea la necesidad de que la escuela se convierta en una comunidad de la cual el niño se sienta parte y cuya atmósfera moral promueva su desarrollo.

Respecto a los factores que promueven el desarrollo, el capítulo presenta recomendaciones específicas para un entorno estimulante tanto para niños como para adolescentes. Según Nucci, los niños, aunque tienen cierto sentido de la convención, tienen dificultades para establecer conexiones entre sí mismos y la arbitrariedad de las convenciones: el establecimiento de normas es percibido por los niños como responsabilidad de los adultos. Por ello, es importante que los maestros involucren a los niños en el proceso de construcción de las normas y procedimientos de la clase, ya que de esa manera se potencia la responsabilidad de los niños por sus acciones.

A pesar de la mayor madurez de los adolescentes, Nucci refiere que en secundaria tiende a aumentar el control de parte de los maestros y disminuyen las oportunidades de los estudiantes para tomar decisiones en las aulas. En este contexto, las normas sociales que son molestas se vuelven altamente objetables en los primeros grados de secundaria. Por lo anterior, Nucci plantea la necesidad de reflexionar sobre el entorno educativo para los adolescentes. Sobre todo, tomando en consideración que existe evidencia de que la disciplina entendida como control social se asocia con una reducción del aprendizaje (Vansteenkiste, Lens, & Deci, 2006).

Los invito a consultar el libro completo, el cual no solo es relevante a nivel académico, sino también es un insumo valioso para enriquecer las prácticas docentes.

Actualización: A través del blog de Susana, me acabo de enterar de que la revista Postconvencionales ha publicado una traducción del capítulo cinco de Nice is not Enough. Pueden acceder a este capítulo por medio de este enlace.

Kamii y la enseñanza de las matemáticas

Constance Kamii es una educadora que ha realizado grandes aportes a la enseñanza de las matemáticas. Desde un enfoque piagetano, plantea serias críticas a creencias y prácticas muy difundidas entre padres, estudiantes y maestros. Por ello, considero que su lectura es obligatoria no solo para las personas que se dedican a la educación matemática, sino para todo interesado en educación. Para empezar, estos dos artículos pueden ser de mucha utilidad:

Personalmente, la lectura de Kamii y otros piagetanos me ha ayudado mucho en mi formación. Espero que a ustedes, queridos lectores, también les sea de utilidad.

Guardar

Guardar