Sobre el pensamiento histórico

Por muchos años la enseñanza de la historia se ha enfocado en el contenido, principalmente en la memorización de hechos e información del pasado. Como reacción a esta manera tradicional de comprender la enseñanza de la historia, han surgido diversas propuestas que apuntan a que los estudiantes (1) desarrollen una comprensión del tiempo histórico y razonen causalmente, y (2) valoren e interpreten críticamente las fuentes de información histórica.

Esta nueva manera de entender la enseñanza de la historia se convierte en una necesidad para la participación en la vida democrática. Pues, en la medida que los estudiantes reflexionen sobre los eventos y procesos históricos del pasado y su influencia en el presente, también podrán reflexionar sobre su futuro y el de su comunidad a partir de su pasado y su presente.

Para profundizar en torno al desarrollo del pensamiento histórico y el rol que cumplen las escuelas, recomiendo mucho el volumen 20 de la revista Cultura y Educación, el cual es dedicado a la enseñanza de la historia. La introducción Enseñanza y aprendizaje de la Historia: aspectos cognitivos y culturales de Mario Carretero y Manuel Montanero brinda un excelente panorama para seguir indagando al respecto.

Anuncios