Tesis de maestría

Quiero compartir con ustedes, queridos lectores, un motivo reciente de alegría. El año pasado sustenté la tesis que desarrollé para optar el grado de magíster. La tesis se titula “Creencias sobre la escritura y su enseñanza en maestros peruanos de educación primaria”.

2

El jurado, de izquierda a derecha, Virginia Zavala, Santiago Cueto (mi asesor) y Mary Claux.

Cuando la tesis sea publicada en el repositorio de tesis PUCP, compartiré el enlace para acceder a ella.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Donald Graves: el inicio de los talleres de escritura

Los talleres de escritura han recorrido un progresivo camino hacia la eficiencia. En este camino, es necesario reconocer que Donald Graves fue uno de primeros en preocuparse por la estructura que sostiene estos talleres. En los años setenta, desde 1978 a 1980,  Graves desarrolló un estudio sobre la forma de escribir de los niños en Atkinson, New Hapshire. Su contribución con el desarrollo de los talleres de escritura fue crucial: sistematizó cuáles deberían ser las condiciones  para que el aprendizaje de la escritura sea más eficiente. Estos detalles pueden encontrarse en Didáctica de la escritura, libro en el que Graves plasma sus experiencias y las de otros educadores durante el estudio.

graves

Donald Graves considera que, cuando los niños eligen sus propios temas y atraviesan el proceso de escritura logran ver sus trabajos como un proyecto personal que vale la pena y el esfuerzo. No obstante, Graves considera que la escuela debería aspirar a que la escritura no solo sea vista como un como un proyecto personal, sino –sobre todo- como un proyecto colectivo, que cohesione a los integrantes de una clase y les otorgue identidad. De esta manera, una clase podría convertirse en una comunidad de escritores con el ambiente propicio para que los niños puedan compartir sus textos; o tal vez, ayudarse entre sí.

Graves también plantea también la necesidad de que el taller tenga una estructura organizativa subyacente, evidente para el maestro, pero también para los niños. Una estructura que se mantenga coherente a lo largo de todas las clases, durante todo el año escolar. Una estructura que contemple claros momentos para escribir y para compartir las historias; y otros, en los que el maestro proponga modelos de escritura. Desde el punto de vista de Graves, una estructura subyacente otorga a los niños la posibilidad de ejercer un mayor control sobre su propio proceso, ya que conocer los parámetros sobre los cuales están trabajando permite a los niños organizarse mucho mejor.

En síntesis, siguiendo a Graves, un ambiente de aprendizaje predecible y el desarrollo del sentido de comunidad serían aquellos ingredientes que definen al taller de escritura.

Nota: Posiblemente encuentren conexiones entre la propuesta de Donald Murray y Donald Graves. Esto no es casualidad: Graves consideraba a Murray su mentor.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Qué es una rúbrica de evaluación?

Una rúbrica es un instrumento que contiene cuáles son los criterios y los estándares esperados para evaluar un proceso o un producto desarrollado en un contexto educativo. Por ejemplo, pueden ser de mucha utilidad para evaluar una exposición o un cuento producido por un estudiante.

libro

Para profunfizar en torno a este útil instrumento de evaluación, recomiendo el libro Rúbricas y otras herramientas para desarrollar la escritura en el aula. Este libro, además de mostrar varios ejemplos, brinda pautas sobre cómo crear rúbricas de evaluación y cómo usarlas para enriquecer la enseñanza de la escritura.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Informe del TERCE sobre escritura

A fines del 2013, se aplicó una prueba de escritura a una muestra representantiva de estudiantes de tercer y sexto grado de primaria de quince países, incluído Perú. Recientemente se ha publicado un informe de este estudio dirigido a docentes con el propósito de promover la reflexión sobre la enseñanza de esta competencia. Los invito a descargar el informe y, sobre todo, a revisar las recomendaciones pedagógicas planteadas en él.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Qué es el lenguaje integral?

Alguna vez, habremos escuchado – como un cliché– que los docentes debemos enseñar el lenguaje de manera integral. Este término es muy conocido, sin embargo, ¿de qué manera debemos entenderlo?, ¿cómo se relaciona con la enseñanza?, ¿por qué su uso es tan recurrente en didáctica?

La popularidad de este término inició como consecuencia del famoso libro Lenguaje integral de Kenneth Goodman. En este libro, Goodman señala una aparente contradicción: el aprendizaje del lenguaje algunas veces parece muy fácil y, algunas otras, terriblemente difícil; ocurriendo los momentos fáciles fuera de la escuela y los difíciles, dentro de ella. ¿Qué sucede en la escuela que obstaculiza el desarrollo del lenguaje? La respuesta de Goodman es clara: la fragmentación del lenguaje.

frato_grande

Goodman plantea que, aunque la fragmentación del lenguaje se realiza en las tradiciones escolares con la finalidad de que los niños aprendan mejor (de lo simple a lo complejo, o de la parte al todo), este proceso es perjudicial porque contribuye a que se olvide la función comunicativa del lenguaje. El lenguaje es fragmentado en segmentos abstractos cuando, por ejemplo, se realiza una y otra vez el análisis sintáctico de oraciones o se resuelven ejercicios de ortografía sin contexto alguno. Si el lenguaje es un objeto abstracto y sin sentido, ¿acaso no es lógico que sea difícil aprenderlo?

El lenguaje se aprende de manera fácil, nos dice Goodman, cuando se utiliza con un sentido y propósito. Esta sería la diferencia entre lo que ocurre dentro de la escuela (la mayor parte de las veces) y lo que ocurre fuera de ella. En este sentido, el lenguaje integral es una manera de entender la enseñanza del lenguaje que privilegia el uso funcional del mismo (como un todo integrado) para satisfacer las necesidades comunicativas de las personas.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar