Informe del TERCE sobre escritura

A fines del 2013, se aplicó una prueba de escritura a una muestra representantiva de estudiantes de tercer y sexto grado de primaria de quince países, incluído Perú. Recientemente se ha publicado un informe de este estudio dirigido a docentes con el propósito de promover la reflexión sobre la enseñanza de esta competencia. Los invito a descargar el informe y, sobre todo, a revisar las recomendaciones pedagógicas planteadas en él.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Qué es el lenguaje integral?

Tapa del libroAlguna vez, habremos escuchado – como un cliché– que los docentes debemos enseñar el lenguaje de manera integral. Este término es muy conocido, sin embargo, ¿de qué manera debemos entenderlo?, ¿cómo se relaciona con la enseñanza?, ¿por qué su uso es tan recurrente en didáctica?

La popularidad de este término inició como consecuencia del famoso libro Lenguaje integral de Kenneth Goodman. En este libro, Goodman señala una aparente contradicción: el aprendizaje del lenguaje algunas veces parece muy fácil y, algunas otras, terriblemente difícil; ocurriendo los momentos fáciles fuera de la escuela y los difíciles, dentro de ella. ¿Qué sucede en la escuela que obstaculiza el desarrollo del lenguaje? La respuesta de Goodman es clara: la fragmentación del lenguaje.

Goodman plantea que, aunque la fragmentación del lenguaje se realiza en las tradiciones escolares con la finalidad de que los niños aprendan mejor (de lo simple a lo complejo, o de la parte al todo), este proceso es perjudicial porque contribuye a que se olvide la función comunicativa del lenguaje. El lenguaje es fragmentado en segmentos abstractos cuando, por ejemplo, se realiza una y otra vez el análisis sintáctico de oraciones o se resuelven ejercicios de ortografía sin contexto alguno. Si el lenguaje es un objeto abstracto y sin sentido, ¿acaso no es lógico que sea difícil aprenderlo?

El lenguaje se aprende de manera fácil, nos dice Goodman, cuando se utiliza con un sentido y propósito. Esta sería la diferencia entre lo que ocurre dentro de la escuela (la mayor parte de las veces) y lo que ocurre fuera de ella. En este sentido, el lenguaje integral es una manera de entender la enseñanza del lenguaje que privilegia el uso funcional del mismo (como un todo integrado) para satisfacer las necesidades comunicativas de las personas.

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Novedades de la ECE 2016

El jueves pasado, María Elena Marcos y yo presentamos las novedades de la ECE 2016. Al principio, comentamos algunas características generales de la ECE y luego entramos en detalle en relación con las pruebas de Lectura y de Matemática de cuarto grado de primaria. Finalmente, respondimos preguntas del público. Si les interesa este tema y no pudieron conectarte a la videoconferencia, pueden verla a través del video que aparece a continuación.

Kit de evaluación [segundo grado]

El Ministerio de Educación ha publicado el Kit de evaluación de segundo grado de secundaria en la página web de PerúEduca. Este kit es una herramienta que permitirá a los maestros tener una aproximación adicional sobre cuánto han aprendido sus estudiantes en Lectura, Escritura, Oralidad y Matemáticas. Este kit plantea situaciones de evaluación que promueven tanto el trabajo individual como el colaborativo. Asimismo, incluye diferentes intrumentos de evaluación como, por ejemplo, rúbricas (para evaluar textos) y listas de cotejo (para evaluar debates). Los invito a revisar este recurso.

Celebrando la divergencia: Piaget y Vigotsky

Sin lugar a dudas, Piaget y Vigotsky realizaron enormes contribuciones para comprender el desarrollo de la mente. De la misma manera, sus ideas han influido notoriamente en el campo de la didáctica. Por tal motivo, considero que es importante que los maestros, como parte de nuestra formación, podamos analizar y discutir los textos de estos dos grandes pensadores. No siempre es sencillo, sin embargo, vale mucho la pena. En esta ocasión, quiero recomendar un ensayo de Jerome Bruner, titulado de la misma manera que este post, en el que presenta la ideas de estos autores y, al mismo tiempo, una propuesta para abordar la supuesta incomensurabilidad de sus propuestas. Imagínense, un gigante presentando a otros dos gigantes.

Pueden accerder a este texto, a través de este enlace.

¿Cómo ayudar a nuestros estudiantes a mejorar en escritura?

Nino-escribiendo-main-696x391

Carmen Ollachica, maestra de Sicuani, tuvo una maravillosa idea. Ella pidió a sus estudiantes de sexto grado que escribieran textos sobre las plantas medicinales de su comunidad. Los niños conversaron con los yachaq (los sabios), leyeron textos sobre el tema, produjeron diversos tipos de textos y, finalmente, los compartieron en reuniones que involucraron a toda la comunidad.

Edwin Barzola, maestro de Jauja, también tuvo una excelente idea. Él propuso a sus estudiantes producir un periódico infantil. Los niños aprendieron sobre el proceso de escritura y atravesaron por distintas etapas (planificación, textualización y revisión) para producir sus textos. Adicionalmente, trabajaron en equipo y usaron las TIC (en el aula de innovación) para producir tanto las versiones finales de sus textos como el diseño del periódico. Finalmente, los textos fueron publicados y las familias mostraron mucho interés por leer los textos de sus hijos.

¿Las experiencias anteriores son representativas de la manera como se enseña a escribir en las escuelas de nuestro país? Posiblemente la respuesta a esta pregunta es no. Aunque no existen suficientes estudios sobre la manera cómo enseña escribir en las escuelas de todo el país, sí existe evidencia de que en muchas de ellas el énfasis de la enseñanza se encuentra en aspectos de forma (como la ortografía, la gramática y la caligrafía) y no en la producción de textos.

Dado que la escritura es una competencia fundamental para seguir aprendiendo y para participar en la vida social, los maestros tenemos una gran responsabilidad. Con este propósito, a continuación se presentan tres recomendaciones para ayudar a nuestros estudiantes a mejorar en escritura.

Brindemos a nuestros estudiantes oportunidades para mejorar

Aprender a escribir es un proceso complejo que no culmina al término del primer o segundo grado de primaria. Por el contrario, en esta etapa de la escolaridad, el proceso apenas empieza. Con el paso de los años, los estudiantes deben aprender a escribir textos de diverso tipo y complejidad.

Dado que escribir una carta no es lo mismo que escribir un cuento, así como describir no es lo mismo que argumentar, es necesario que nuestros estudiantes tengan la oportunidad de escribir en situaciones diversas y, al mismo tiempo, similares a las que se enfrentarán fuera de la escuela. En este sentido, las propuestas de Carmen y Edwin son excelentes ejemplos sobre cómo se puede plantear situaciones relevantes y que generen interés en los estudiantes.

A partir de lo anterior, es necesario tomar en consideración que nuestros estudiantes no mejorarán como escritores si solo resuelven ejercicios de ortografía y gramática. Incluso, como consecuencia de la investigación educativa, en otros países se ha demostrado que este tipo de prácticas tienen el efecto contrario en el desempeño de los estudiantes.

Enseñamos a los estudiantes la importancia del proceso de escritura

En ocasiones, cuando los estudiantes tienen la oportunidad de escribir, no cuentan con el espacio y el tiempo necesario para atravesar por las distintas etapas del proceso de escritura: deben escribir un buen texto desde el primer intento. Esto es problemático porque se aleja completamente de los hallazgos obtenidos en las últimas décadas sobre cómo escriben las personas con cierto dominio en esta competencia.

Generalmente, los buenos escritores planifican sus ideas a partir de las condiciones de la situación comunicativa, plasman estas ideas en un texto y luego revisan sus textos con el propósito de mejorarlos. Incluso, este proceso de revisión podría llevar a un buen escritor a replantear su primera planificación y empezar el proceso nuevamente.

Por lo anterior, es importante que enseñemos a nuestros estudiantes a planificar y a revisar sus textos. Asimismo, es fundamental que –como parte de nuestra programación curricular- asignemos un número apropiado de horas a la enseñanza de la escritura.

Enseñemos la lectura, la escritura y la oralidad de manera integral

Uno de los aspectos más saltantes de las experiencias de Carmen y Edwin es que, en su afán por desarrollar la competencia comunicativa de sus estudiantes, plantearon actividades que integraban la lectura, la escritura y la oralidad. En el caso de los estudiantes de Carmen, entrevistaron, sistematizaron la información proveniente de las entrevistas, leyeron textos con información diversa, escribieron y finalmente compartieron sus productos por medio de exposiciones o la lectura de sus textos. Como podemos apreciar, es posible (y deseable) que abordemos la enseñanza de estas áreas de manera integral.

A modo de cierre

Recientemente, el Ministerio de Educación ha publicado los resultados de la prueba de escritura de la Evaluación Censal de Estudiantes (ECE) 2015. Estos resultados muestran que solo el 12,6 % de los estudiantes peruanos de segundo grado de secundaria logra los aprendizajes esperados para el grado en escritura. Los resultados de esta prueba plantean la necesidad de reflexionar sobre el aprendizaje y la enseñanza de la escritura en la escuela peruana.

Este artículo plantea tres recomendaciones para ayudar a nuestros estudiantes a mejorar en escritura. En próximos artículos, se plantearán otras recomendaciones o se profundizará en torno a alguna de ellas. En todo caso, recordemos que todos los maestros tenemos un enorme desafío por delante.

Lima, 01 de mayo de 2016

* Este artículo fue publicado originalmente en Educacción.